Cosas mias y que ahora también serán tuyas

 

OCHENTA PAÍSES SIGUEN PENALIZANDO LA HOMOSEXUALIDAD

SIETE APLICAN ÁUN PENA DE MUERTE

Fuente: Amnistía Internacional

20.05.2010

Con motivo de la celebración del

Día Internacional del Orgullo LGBT, Amnistía Internacional llamó la atención sobre la situación que viven las personas transgénero en muchos lugares del mundo, un colectivo especialmente vulnerable a sufrir graves violaciones de derechos humanos únicamente por su orientación sexual o su identidad de género. Tanto es así, que en algunos países peligra incluso su vida sin que las autoridades hagan nada por garantizar su seguridad. Por ejemplo, en Honduras, durante 2009, ha aumentado vertiginosamente el número de homicidios de mujeres transgénero, pero no hay constancia de que se hayan iniciado investigaciones sobre estos crímenes. También en Turquía, cinco mujeres transgénero fueron asesinadas en el último año, y sólo en un caso se dictó sentencia condenatoria.

Las sanciones que se imponen por motivos de orientación o identidad sexual son muy variadas.

Irán, Afganistán, Arabia Saudí, Mauritania, Sudán, Pakistán, Yemen y los estados del norte de Nigeria castigan la homosexualidad con la muerte. Uganda, Guyana, Bangladesh, Singapur, Maldivas, Bután o Nepal con cadena perpetua. En Malawi, dos personas fueron detenidas en diciembre de 2009 acusadas de “prácticas indecentes entre varones” y condenadas a 14 años de prisión, aunque posteriormente fueron absueltas por un indulto presidencial. Amnistía Internacional considera “presos de conciencia” a las personas encarceladas por motivo de su orientación o identidad sexual y exige su liberación inmediata e incondicional.

En otros lugares la homosexualidad no está penada legalmente, pero gobernantes, políticos, religiosos y medios de comunicación alientan la violencia contra estas personas con su discurso homofóbico, fomentando un clima de intolerancia y discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero. Robert Mugabe, presidente de

Zimbabue, opinaba públicamente que los homosexuales son «peores que cerdos y perros». Algunos cargos políticos en Lituania, Letonia, Bulgaria o Polonia también hablan en términos inequívocamente homófobos o se oponen públicamente a la celebración de actos contra la discriminación y en apoyo a la igualdad de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas